Fiestas de San Antón, las carretillas

 
 

Fiestas de San Antón, las carretillas

El día 17 de enero es el día de San Antón, patrón de Cantoria. Las fiestas tienen lugar la noche del 16 al 17, con las famosas carretillas y múltiples hogueras.

No existen datos escritos del origen de esta fiesta, que se celebra desde tiempo inmemorial y que posiblemente era un complemento de las "disputas" entre moros y cristianos.

El día 16 por la tarde se sacan las figuras de San Cayetano y San Antón, en una procesión que es recibida en la iglesia con las primeras carretillas en honor de los santos. "¡Estas para el santo!" se puede oír. Es la llamada procesión del carretillero.

Carretilleros (año 1948) Carretilleros (año 1951)

Carretilleros (año 1952) Carretilleros (año 1953)

Meses antes, los amigos se reúnen en su polvorín para fabricar las carretillas. José Mª Aránega Fernández, de la peña de San Antón, nos habla de este proceso. Se trata de canutos que antes eran de caña y ahora son de cartón, "canillas" de 16, 18 ó 22 milímetros de diámetro, rellenas de un preparado compuesto de pólvora y limadura de hierro. Antes de rellenar la canilla, se le hace el "oído" (pequeño agujero que queda en un extremo) con ayuda del "atacador" y la "tetina" y luego se añade la mezcla de pólvora y limadura, esta vez usando sólo el atacador, con golpes contados como "pares". Una vez cargada la carretilla, se le hace un tapón de greda (el mismo material que se empleó para el oído) y ya está lista para ser probada y ver si las proporciones de los "pares" han sido apropiadas, pues es ahí donde está el secreto de una buena carretilla, que no debe explotar ni elevarse, sino mantenerse a ras del suelo, colear mucho y no estallar.

Las distintas peñas y agrupaciones compiten para ser ellos los productores de las mejores carretillas, que tiran al llegar la esperada noche del 16 de enero. Cada peña fabrica gran cantidad de carretillas (11.700 hizo la peña San Antón en el 1993). Días antes, se puede oír a los carretilleros probando su trabajo y, ya la víspera de San Antón, los vecinos se afanan en proteger sus puertas, ventanas y fachadas, pues éstas pueden acabar, como poco, tiznadas.

Carretilleros (año 1964) Carretilleros (año 1964)

Gruesas ropas e incluso cascos protegen a los que salen con sus "talines" cargados de carretillas, para pasar la noche tirándolas y alternando con los amigos en las distintas casas, donde se les ofrece comida y bebida. Así, quienes no se atreven a participar en la fiesta en la calle, disfrutan de la misma bajo techo.

La tradición de las carretillas se mantiene viva entre los jóvenes igual que hace años. Antes era costumbre "pasar los santos por las lumbres"; para ello los "santeros" (mozos que habían hecho alguna promesa), se envolvían de harapos untados de greda. Los santos eran mecidos y "bailados" y posteriormente llevados al río para ser limpiados. Esta práctica desapareció al considerar la iglesia que las imágenes corrían peligro.



Procesión de San Antón

 
 

Volver Arriba